domingo, 23 de agosto de 2009

28 grandes exitos


Alrededor del año 2000, después de una seguidilla de discos de muy buena factura y un "acercamiento" de los manseros hacia la nueva generación de oyentes de folklore, en su mayoria jóvenes y adolescentes atraídos por el "fenómeno Soledad" o por el misticismo de Los Nocheros a las raíces de las que otros ya nos alimentábamos, surgió para las grabadoras la posibilidad de reeditar (debería decir "revender", pero no quiero parecer sarcástico) los temas de los Manseros mas pedidos en los recitales. Para ser sincero, diré que ésta que hoy les acerco me parece mas una recopilación casera que una edición oficial. También, ya que me puse en tren de serles franco, diré que faltaron hitos fundamentales, como Siembra y labrador o Desde siempre y para siempre. Sin embargo, en el mismo tenor, debo aceptar que la selección que se hizo para este disco tiene la particularidad de haber juntado muy buenas canciones en versiones que por lo general eran poco difundidas. Por ejemplo, la versión de Añoranzas, con el Leocadio recitando completo el poema de don Julio Argentino Jerez es, francamente, para ponerse de pie y aplaudirla. O aquella versión de La otumpeña en la que desnuda su alma el violín del Duende Garnica... qué cosa mas bella!


Como muestra, pueden escuchar Añoranzas, con el recitado, con solo tocar en la flechita:




De verdad que este disco no aporta nada nuevo porque todos los temas fueron extraidos de otros discos y copiados integros en este, pero sacó, y en eso estoy de acuerdo con el coordinador, lo mejor de cinco o seis muy buenos discos.

No les voy a transcribir la lista de los temas porque la contratapa los tiene bien claros. Hoy me ahorro el trabajo.

Lo que no me ahorro es mi agradecimiento a Gerardo, papá de Julia, que me hizo saber de este disco hace unos meses, y que tuvo la amabilidad de pasarme las tapas para poder publicarlo y compartirlo con todos ustedes.




Por último, les dejo el enlace PARA DESCARGAR el disco, les agradezco a los que comentan y me dan esas gotitas de alegría que significan esas palmaditas en la espalda, y les deseo paz, pan y trabajo para todos (y fernecito, por supuesto, porque canciones como ésta suelen provocar esa sed que no es de agua... jeje!)

Gracias a todos por la buena onda que circula por este blog. Un abrazo especial para Eladio y su señora, chilenos ellos afincados en Alemania y amantes de la música de Santiago del Estero y del Tucumán, que seguro disfrutarán este disco.

Hasta pronto.




1 comentario:

Anónimo dijo...

muy buen cd , muchas gracias por subirlo ! ya lo voy a descargar!