viernes, 10 de abril de 2009

Que viva todo Santiago


En 1999 sale a la venta este disco, con un sonido renovado y canciones nuevas, como siempre entre otras ya consagradas. La formación mas estable de los manseros es la que grabó este disco con sonido caracteristicamente mansero, que sin embargo deja un algo remotamente pendiente. Disculpen si entro en el terreno de las apreciaciones personales, pero siempre me pareció un disco sin entusiasmo, muy parejo en lo musical pero medio plano, sin puntos álgidos que provoquen la sed como en otras publicaciones. Es como si hubieran tenido un compromiso que cumplir o, como decimos habitualmente, la cabeza en otro lado.
No quita, aun a pesar de ese sonido plano a lo largo del disco, que hayan dejado en esta placa composiciones de altísimo valor poético y de una creatividad musical que deja con la boca abierta. Una canción como Norte azul de mi Santiago, por ejemplo, debería ser una especie de himno popular si tuviera un poco mas de entusiasmo en la interpretación, pero se queda en ser sólo una buena canción, cuando por su ritmo y su letra debería ser otra cosa.

No obstante, es un disco digno de apreciarse en lo musical y, como ya dije, en lo poético. No piensen que es un mal disco sólo porque a mí me haya parecido algo chato: esa fué una opinión personal y debe ser tomada como tal. Lo cierto es que son nuestros eternos Manseros los que cantan como siempre, al amor, a la amistad, a Santiago. Sólo que esta vez no nos llevan a un patio de tierra, sinó que nos transportan a La Banda nomás, a la mesa de un bar donde los que cantan no son el centro de atención y no pretenden serlo.

Escuchenlo con calma o con amigos, disfrutenlo y van a terminar, como con las mujeres, disfrutando su compañia. Y si están vaciando algo, mejor.

Acá les dejo el enlace PARA DESCARGAR el disco. Como todos mis discos, es un archivo comprimido sin contraseña, y dentro están las tapas.

PD: Aclaración: siempre hago referencia a tomarse algo, pero para desilusionar a varios diré que en realidad soy un pésimo bebedor, con dos vasos de vino quedo hecho una porquería, como dice mi amigo. Se me pegó la jerga de tanto andar con guitarreros y seguidores, pero para que se den una idea, una botella de fernet (con coca es el mejor invento argentino) me dura un mes, y eso si la comparto.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola! que buen hallazgo tu blog, sólo tengo dos cassttes de los Manseros Santiagueños y me encantan, los conocí por un cancionero que había en la casa de mis viejos. Hay canciones sublimes que solo ellos grabaron y que añoro volver a escuchar. Voy a mirar el blog. Un abrazo,
Malena

wuilly56, Marcelo pa los amigos dijo...

Gracias por pasar, Malena (Que nombre lindo, sin segundas intenciones, claro) y ojalá te guste lo que hay en el blog. Si fueras tan amable, te ruego que me digas que cassettes son los tienes, mirá si es alguno de los que faltan para completar la discografía!
Mi correo es wuilly56@gmail.com.
Un abrazo.

Jose dijo...

acabo de descubrir tu blog, la verdad q hay muchisimas reliquias. Muchisimas gracias por compartir tantos de estos discos q seguramente en todo internet no deben estar jaj. Saludos desde santiago