domingo, 1 de noviembre de 2009

Nostalgias Santiagueñas.




  Uno nunca sabe con certeza como es que se apasiona con algo. Yo, por ejemplo, no recuerdo qué me llevó a ser hincha de Racing, cuando hay tantos equipos en el país y que ganan algo de vez en cuando. No, yo me hice hincha de Racing y colijo que es por eso que me gusta poco el fútbol, jaja. Tampoco sé por qué me terminé apasionando por la pesca del pejerrey, que es tan difícil de pescar y con tan pocos pesqueros en mi provincia, donde abundan otras especies mucho mas sencillas de pescar. Tampoco sé por qué me gusta tomar un vaso de fernet de tanto en tanto, invierno y verano da igual, siempre con coca y hielo. Branca, por supuesto. Y los Parissiennes, ahh, que cosa linda, aunque está mal que lo diga. Está mal fumar, en realidad, pero así vino el rodado, como dice un amigo, y es medio al ñudo tratar de enderezar el arbol que nació torcido. Algun día dejaré de fumar, si no por voluntad propia, al menos por voluntad de la naturaleza, eso seguro. 
  A lo que iba es a la realidad de mis gustos. Que los Manseros me gustan no es ningún secreto, y que comencé a escucharlos por un amigo lo conté alguna vez. Siempre me gustó el folklore, y entre guitarras, asados y amigos, algo logré hacer con mi guitarra. También compuse un par de canciones que en rueda de amigos, las escasas veces que nos juntamos ahora, aún cantamos a coro. Pero fué en los Manseros que encontré al grupo que mas me llega. No sé bien por qué. Como con Racing, una pasión inexplicable.
   Fuí de a poco reuniendo sus discos, los que encontraba. Después surgió la idea de publicarlos en la red y así nació este blog, cuando descubrí que compartir es la mejor forma de que otras personas también compartan lo que a mi me falta. Y funciona, claro que si! 
  Hoy puedo escuchar este disco, disfrutarlo y compartirlo gracias a este blog. Rubén, un lector a quien también le gustan los Manseros, una vez más comparte con todos  nosotros un disco que aun no tenemos, y eso es una alegría grande. Muchas gracias, Rubén, no sólo en mi nombre, sino en nombre de los muchos y anónimos lectores que a partir de hoy van a escuchar y disfrutar este disco que decidió compartirnos.


  Con respecto al disco, diré que fue publicado en 1992 por Sony-Columbia. Las canciones suenan diferentes a las versiones que conocemos la mayoría, incluyendo una versión de la Baguala con el recitado completo del poema de Julio Argentino Jerez. Otra joyita, que alguien pidió alguna vez en el blog, es Lunita de los Esteros, que yo no conocía y que es una canción hermosa. Y Sangre de Mistol pone, con lo diferente que suena aquí, los pelos de punta. Es como si fuera menos disco de estudio y más de patio guitarrero, con todo el sentimiento que eso implica. 


  Los temas los pueden leer en el interior del retiro de tapa, que como pueden ver, se trata de un cassette. 




  Bueno, gente. Como siempre, es un placer escribir para ustedes. Espero que descarguen este disco y que les guste.


 Yo, habiendo casi terminado por hoy, les dejo el enlace  PARA   DESCARGAR  el disco, salgo corriendo a la heladera a vaciar un espumoso y los dejo en buena compañia. Gracias a todos por estar ahi al otro lado, y por todos los mensajes y correos que mandan.


  Hasta pronto, que lo disfruten y SALUD!